6 de enero de 2010

Love is just for Fun


Ella no conoce el amor. Al menos eso cree. Ha leído, ha escuchado, ha observado. Tiene quince años, toda una vida por delante, pero ella ya lo ha dado todo por perdido. No puede, no sabe amar. No sabía sentir como lo hacía él. Llamadas, besos, caricias y ella bromeaba. Tenía miedo al amor. Era como caer al abismo sin tener certeza de la razón para suicidarse. De culpabilidad, rencor y celos. ¿De verdad le amaba? ¿O solo le preocupaba hacerle daño? Se hace fuerte, crea una muralla alrededor suyo. No quiere volver a sentir lo mismo y se desprecia a si misma. Al final, decide mandar todo a la mierda y jugar con el amor. Sabe el error que comete, de las posibilidades de una mala jugada, pero ahora tiene el control. Ella jugará con los demás y nadie le tocará. Vivirá en su trono de cristal, orgullosa, sola y fuerte. Porque con solo quince años, ha conocido el lado amargo y defectuoso del amor y tiene miedo de volver a sentirlo. Hasta que el cristal se agriete y caiga hacia la verdad. Hacia alguien que le enseñe a amar.


Bubu! Ultimas horas de vacaciones navideñas. Y pronto dentista a que me operen. Menos mal que se acerca mi cumpleaños y me sube los animos. Mi madre debió notar algo, porque me llevo ayer de compras y conseguí unos estupendos tacones y un blazer. Ademas de mi gorrito (L). Con la cantidad de dinero que he recibido en Navidad, solo puedo pensar en irme de compras. O conseguir  de alguna sucia manera las entradas para Billy Talent en Barna. Ya sabeis chicos, ¿alguna idea?

1 :

La sombra de tus ojos dijo...

Me encantaa viiiic! qe razon tienees!